18/3/15

Uno de los acontecimientos mas grande, esta a punto de suceder, y esa es la inminente venida de Cristo, pero no todavía para posar sus pies sobre la tierra, sino para llevarse a su novia la Iglesia, y no hablo de una organización, o denominación, sino de aquellos que han sido redimidos por la sangre del Cordero, que aceptaron a Jesucristo como el Hijo de Dios,  le buscan y le sirven con corazón sencillo.
En el evangelio de San Juan capitulo 14 versos 1 al 3 dice ´´ No se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mi. En la casa de mi Padre muchas morados hay, si así no fuera, yo os lo hubiera dicho, voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomare a  mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. ´´ Este texto de la palabra de Dios nos indica en primer lugar que Jesús volverá y lo hará no en una forma espiritual sino de la misma forma que el ascendió a los cielos.
En el libro de los Hechos capitulo 1 verso 10 dice ´´Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron, varones galileos, ¿Por mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.
Lo triste de este tiempo que muchos cristianos de este tiempo están descuidando su salvación, y están mas aferrados a las cosas de esta vida, mas preocupados por tener mas comodidad, que están descuidando su vida espiritual, ya no concurren a las iglesias a recibir palabra de Dios y si van, es casi por un sentido de religiosidad, pero no para buscar al Dios que les amo y envió a su Hijo para que tengan vida y vida  abundante. Les aburren los sermones de los pastores, viven de emociones y no por la fe en la palabra del Señor, desprecian su palabra y se complacen con los falsos maestros de este tiempo que solo le predican lo que ellos quieren escuchar, un mensaje de prosperidad, de conformismo y mentiras diciéndoles que su venida se tarda, o que ya vino espiritualmente.
Ya no ayunan, no oran, menos tienen tiempo de leer su palabra y no comparten el evangelio con sus vecinos.
Un espíritu de apostasía y liviandad ha entrado en la iglesias , hay mas mundanidad en nuestras iglesias y se parecen mas a un teatro o una fiesta de carnaval, que un espíritu de adoración y de santidad. La santidad no se practica en la vida personal, y no se habla de ella en nuestros pulpitos por no perder miembros de sus congregaciones, están mas interesados los pastores en tener mas convencidos que convertidos, y el espíritu del anticristo se va metiendo en las congregaciones.
Tratan de mantener a sus congregaciones con bailables y sociales, que con la verdadera adoración , critican a aquellos hombres santos de antaño que predicaron la venida del Señor, olvidándose de los comienzos de la iglesia primitiva, que permanecían con la sola esperanza de dicho advenimiento, y mintiéndoles a sus miembros que nunca habrá un arrebatamiento o que Cristo ya vino, haciendo de cada miembro de dicha iglesia un tizón para el infierno.
Pero el apóstol Pablo escribía  a la iglesia del primer siglo en su primera carta de Tesalonicenses capitulo 4 desde el verso 13 ´´Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acercad de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tiene esperanza.
Porque si creemos que Jesús murió y resucito, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron con él.
Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor, que nosotros que vivimos , que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitaran primero.
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y asi estaremos siempre con el Señor.
Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.´´
Estos texto de la bendita palabra de Dios y otros mas nos indican que ciertamente el Señor Jesucristo volverá y se llevara a su pueblo, es por eso que como termina el texto de Tesalonicenses 4 verso 18 debemos alentarnos los unos a los otros con estas palabras y no dejarnos mover por cualquier viento de doctrina de engaño, que no es otra cosa que el espíritu del anticristo que quiere sacarnos de la verdad. Por eso busca a Dios y consagra tu vida en oración, meditación de su palabra y no dejes de congregarte como algunos tienen por costumbre .
MARANATA. CRISTO VIENE PRONTO.